Rinitis Alérgica

Definición

La rinitis alérgica es una enfermedad muy común, se calcula que afecta alrededor del 10 al 20% de la población general.

Se trata de una reacción inflamatoria en el tejido que recubre la nariz por dentro y que se presenta debido a alergia a diversas partículas que pueden ser transportadas por el aire (ej. pólenes, polvo, caspa de animales, mohos, etc.).

Clasificación

La rinitis alérgica puede clasificarse de acuerdo a la frecuencia de presentación en estacional o intermitente y perenne o crónica.

La rinitis alérgica estacional o intermitente se presenta en estaciones o periodos bien definidos del año, generalmente relacionados a polen en el aire. A esta enfermedad también se le conoce como fiebre del heno. Las estaciones de polen pueden variar considerablemente en diferentes partes de un mismo país.

La rinitis alérgica perenne o crónica se manifiesta con síntomas durante todo el año, variando en intensidad. Generalmente se presenta como reacción a estímulos que se encuentran en el medio ambiente cotidiano del paciente (hogar o trabajo), pueden tratarse de polvo casero, esporas de hongos, caspa de animales, insectos, etc.

Síntomas

Los pacientes que tienen rinitis alérgica pueden presentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Congestión nasal (nariz tapada)
  • Estornudos en salva (estornudos en serie)
  • Secreción nasal abundante, acuosa
  • Comezón en la nariz
  • Comezón en ojos
  • Comezón en paladar
  • Ojos rojos
  • Lagrimeo
  • Párpados hinchados

Diagnóstico

El diagnóstico se hace de manera sencilla mediante la historia clínica del paciente y el examen físico. En ocasiones se llegan a solicitar exámenes especiales para identificar a qué substancias es alérgico el paciente.

Tratamiento

Los antihistamínicos constituyen generalmente el tratamiento inicial para la rinitis alérgica. Estos medicamentos producen alivio de estornudos, secreción nasal y comezón nasal.

También se pueden prescribir esteroides intranasales, éstos controlan la inflamación y los síntomas, aunque en ocasiones los síntomas oculares persisten.

El más reciente avance para el tratamiento de esta enfermedad son los antagonistas de leucotrienos. Algunos miembros de esta clase terapéutica, usados ampliamente en asma, han demostrado ser eficaces para aliviar los síntomas de rinitis alérgica, especialmente la congestión nasal.

En aquellos pacientes en los cuales se llegan a identificar los alergenos causantes de la enfermedad, se puede recurrir a la inmunoterapia que consiste en elaborar vacunas específicas contra alergenos determinados.

La rinitis alérgica es una enfermedad que debe se tratada en forma oportuna, para evitar complicaciones como la sinusitis u otitis. Además, la rinitis alérgica puede llegar a alterar el ritmo de vida de los pacientes, disminuyendo su calidad de vida.

El médico alergólogo es el más indicado para tratar esta enfermedad.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Ecuador.