Finasterida

Introducción

Actualmente existen en el mercado dos tratamientos farmacológicos para el tratamiento de la pérdida de cabello.

La finasterida es una sustancia química de origen sintético que inhibe en forma específica la enzima 5-alfa-reductasa Tipo II y de esta manera se disminuye la cantidad de dihidrotestosterona en el organismo que es formada a partir de la testosterona y que es la responsable de la alopecia androgénica como ya se ha revisado anteriormente. De esa manera, la finasterida ayuda a invertir el proceso de la calvicie, propiciando el aumento en el crecimiento del cabello y previniendo que se siga cayendo.

La finasterida es el primer fármaco en su género prescrito por vía oral. La eficacia y el perfil de tolerabilidad de este medicamento se ha comprobado a través de múltiples estudios clínicos siguiendo rigurosos controles y durante largos periodos, hasta 5 años de duración. Sin embargo, la eficacia de finasterida sólo se ha visto en hombres, no se debe usar en mujeres ni en niños, y los resultados pueden depender del grado de avance en el que se encuentre la alopecia andrógenica, por eso es indispensable que sea recetado por un médico tras haber realizado un adecuado diagnóstico de la condición de calvicie del paciente.

Perdida de cabello de tipo masculino

Resultados de estudios clínicos

Se ha demostrado el efecto de finasterida sobre la pérdida de cabello de tipo masculino en tres estudios sobre más de 1,800 hombres. Dos de esos estudios se hicieron durante cinco años en hombres con diversos grados de pérdida de cabello en el vértice de la cabeza, y el tercero se hizo durante un año en hombres con pérdida de cabello en la región frontal.

Se utilizó un método fotográfico especial para contar el número de cabellos en un área de pérdida de cabello. En general, en los hombres que tomaron finasterida se mantuvo o aumentó el número de cabellos y mejoraron las características de éstos progresivamente con el tratamiento continua a largo plazo, mientras que los que no tomaron finasterida siguieron perdiendo cabello.

En cada entrevista clínica se les pidió a los hombres incluidos en esos estudios que contestaran un cuestionario y evaluaran el cambio en el aspecto de su cabello y su grado de satisfacción con el resultado del tratamiento. Los que fueron tratados con finasterida reportaron mayores mejorías en todas las preguntas que los que no lo tomaron, notaron las mejorías ya desde los tres meses de tratamiento, y las mejorías continuaron durante los cinco años de tratamiento.

Los resultados también fueron evaluados por médicos que determinaron si había aumentado o disminuido el número de cabellos, basándose en una escala de calvicie y en fotografías de la cabeza de cada hombre tomadas antes, durante y al final del estudio. Casi todos los hombres tratados con finasterida por cinco años no continuaron perdiendo cabello y muchos de ellos mejoraron su crecimiento de cabello según evaluación de los médicos.

La alopecia androgénica es una condición que se desarrolla durante un largo periodo y el uso diario de la finasterida durante tres meses o más puede ser necesario para observar la prevención de una mayor pérdida de cabello o un incremento en el crecimiento de pelo.

¿Cómo se debe tomar finasterida?

Este medicamento debe tomarse exclusivamente por prescripción médica. Visite a su dermatólogo, él o ella podrán darle mayor información.

¿A quiénes no se les debe prescribir finasterida?

  • A las mujeres embarazadas o que pueden embarazarse.
  • A las personas alérgicas a la finasterida.
  • A las mujeres y los niños.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Ecuador.