Manual Merck para el Hogar
Manual Merck para el Hogar

Exploración física

Exploración física

El médico habitualmente realiza una exploración física completa del bebé en las primeras 12 horas de vida. El examen empieza con una serie de mediciones, que incluyen el peso, la estatura y la circunferencia de la cabeza.

Exploración física El peso medio al nacer es de 3 kilogramos y la talla media es de 50 centímetros. A continuación, el médico examina la piel del bebé, la cabeza y la cara, el corazón y los pulmones, el sistema nervioso, el abdomen y los genitales.

La piel es habitualmente rojiza, aunque los dedos de las manos y de los pies pueden tener un matiz azulado debido a la escasa circulación de sangre durante las primeras horas.

Un parto normal deja la cabeza del bebé levemente deformada durante algunos días. Los huesos que forman el cráneo se imbrican y esto permite que la cabeza se comprima para facilitar el parto. La inflamación y la contusión del cuero cabelludo son muy frecuentes. Cuando el bebé nace de nalgas (presentación de nalgas) habitualmente la cabeza no se deforma; sin embargo, en estos casos son las nalgas, los genitales o los pies los que pueden inflamarse y sufrir magulladuras. A veces puede sangrar uno de los huesos del cráneo y su membrana externa (periostio), lo cual produce una pequeña protuberancia en la cabeza (cefalematoma) que desaparece al cabo de pocas semanas.

La presión durante el parto vaginal puede causar magulladuras en la cara. Además, la compresión sufrida en el canal del parto puede hacer que inicialmente la cara parezca asimétrica. La asimetría facial se produce en ocasiones cuando uno de los nervios que llegan a los músculos de la cara se lesiona durante el parto, pero en unas pocas semanas volverá progresivamente a la normalidad.

A través de un fonendoscopio el médico ausculta el corazón y los pulmones para detectar posibles anomalías. El color de la piel del recién nacido y el estado general también pueden indicar si existe algún problema. También se controla la intensidad del pulso en la ingle.

El médico busca la existencia de anomalías en los nervios y para ello explora los reflejos del bebé. Los reflejos más importantes del recién nacido son la reacción de Moro y los reflejos de búsqueda y succión.

Seguidamente, el médico examina la conformación general del abdomen y también analiza el tamaño, la forma y la posición de los órganos internos como los riñones, el hígado y el bazo. Un aumento en el tamaño de los riñones puede indicar una obstrucción del flujo urinario.

También comprueba la flexibilidad y movilidad de los brazos, las piernas y las caderas. La dislocación (luxación) de la cadera es un problema bastante frecuente en los recién nacidos que puede tratarse colocando un doble o triple pañal al bebé para sostener la cadera en la posición correcta, lo cual hace que se solucione el problema. De ser necesario, un ortopedista puede colocarle una tablilla.

Por último, el médico examina los genitales. En el varón, los testículos deben estar situados en el escroto. Aunque es raro y al parecer no causa dolor al recién nacido, los testículos pueden torcerse (enfermedad denominada torsión testicular), lo cual requiere cirugía urgente. En una niña, los labios son prominentes; la exposición a las hormonas de la madre hace que se hinchen durante las primeras semanas.

Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck; Co., Inc. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Ecuador.

TRUSTe - Click to Verify